Fibra Alpaca

La primera esquila de una alpaca se llama Baby Alpaca.
La alpaca es una fibra ligera, cálida y resistente. No tiene nada que envidiar al cashmere en cuanto a suavidad y belleza, y compite con ventaja ante fibras más utilizadas como la lana de oveja o el mohair.

La lana baby alpaca es simplemente la fibra más suave del mundo.
La finura de las fibras (22,5 micrones) se traduce en textiles extremadamente suaves y livianos, ideales para nuestra de ropa de bebé cotton in love.

Propiedades de la lana de alpaca

Hipoalergénica

A diferencia de la lana de oveja, la fibra de alpaca no contiene lanolina (aceite natural encontrado en la lana), lo que la convierte en hipoalergénica y conveniente para personas sensibles a la lana. Además la ausencia de aceites facilita que pueda teñirse sin que pierda su brillo y suavidad.

Sensación de suavidad

La estructura y características de la fibra de alpaca, la hace muy suave al tacto.

Ligereza

Sus fibras son ligeras. Es más durable y su estructura más liviana que el cashmere.

Propiedad Térmica

A diferencia de la lana de oveja, la fibra de alpaca no contiene lanolina (aceite natural encontrado en la lana), lo que la convierte en hipoalergénica y conveniente para personas sensibles a la lana. Además la ausencia de aceites facilita que pueda teñirse sin que pierda su brillo y suavidad.

Impremeable

La Alpaca naturalmente es repelente al agua, así que aún mojada protegerá el cuerpo de las inclemencias del tiempo, manteniendo su temperatura.
La lana de alpaca no deja que el polvo ni el agua se posen en ella
• Resistencia a las manchas. La lana es naturalmente resistente a la mancha que significa que no tendrás que lavar tan a menudo.

Resistencia: a la tracción y flexibilidad

Sobresale en resistencia ampliamente en comparación con otras fibras como la lana de Merino y el Mohair. La fibra de alpaca es más cálida y más resistente que la lana de oveja, y no se desgasta con el uso. . Comparado con algunas prendas nobles como la lana u otras, no se forman pelusas.

Durabilidad

Se conserva admirablemente en el tiempo, no sufriendo daños por hongos u otros microorganismos.

Ignífuga

Color

Obteniéndose más de veinticinco colores naturales, tonos que van desde blancos, grises, marrones hasta llegar al negro.

Cuidar su prenda de alpaca

Le recomendamos lavar la alpaca siempre a mano para alargar la vida de sus prendas. Siga estos cuatro simples pasos y su producto de alpaca le dará años de confort y lujo sin desgastarse:

Lave suavemente la prenda con agua tibia y un jabón para lavado a mano de prendas delicadas. Enjuague con agua de la misma temperatura. No estire o ceda la prenda cuando está húmeda.

No escurra o retuerza la prenda después de lavada, simplemente presione suavemente para eliminar el exceso de agua. Si desea eliminar aún mayor cantidad de agua, coloque la prenda encima de una toalla seca y enróllelas juntas. Nunca cuelgue una prenda húmeda de alpaca en una percha o colgador porque puede cederse por efecto del peso del agua.

Extienda la prenda en una superficie plana encima de una toalla limpia y deje que se seque al aire.

Si las manchas persisten:
En caso de manchas difíciles, la mejor solución es lavar la prenda en seco.
No se recomienda el lavado a máquina, pero si decide utilizar la lavadora proteja la prenda con una funda de almohada anudada. Utilice un ciclo suave y agua fría sin centrifugado. Para secarla, siga los pasos 2 y 3 anteriores.


@2017 Cotton in Love